17 septiembre, 2019 iniciare

Diseño, Innovación y Empresarialidad

Por:  Guillermo G. Romo
Gerente Consultor Senior
en: innovaxión

Se mencionan muchas y variadas razones por las cuales es buena idea emprender un negocio propio, por ejemplo: ser tu propio jefe, hacer lo que más te gusta, generar tus propios ingresos, ser independiente y otras tantas que se escuchan recurrentemente. Y aunque todas ellas son válidas, también se escuchan argumentos conservadores en contra, que al momento de decidir si emprender o no, pueden desorientar la toma de decisiones y nublar el panorama de algo que aparecía interesante y prometedor. 

En esta sección abundaremos sobre la práctica del diseño industrial, la innovación y la empresarialidad, factores del emprendimiento que combinados; constituyen el fundamento de un giro empresarial poco aprovechado en México, la empresa basada en diseño. 

Para enmarcar un poco lo anterior, antes me gustaría presentar algunos números del panorama laboral en México que resultan interesantes y que encuentro directamente conectados con los argumentos a favor de iniciar un negocio propio o no. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Egresados 2018, el 59% de los egresados del país no encuentra empleo antes de los seis meses después de haber concluido sus estudios, y el 57% de egresados de las áreas de ingeniería, manufactura y construcción manifiestan que la dificultad para obtener un empleo, consistió principalmente en la falta de experiencia o de práctica requerida para cubrir las actividades de los puestos de trabajo ofrecidos. 

Si sumado a esto consideramos, que en México existen alrededor de 5 millones de unidades económicas (empresas) y que el 12% aproximadamente de éstas pertenecen al sector de manufacturas y que de éstas un número menor son las que se dedican a la producción de bienes de consumo duradero entonces; del total de empresas en búsqueda de capital humano, sólo un número pequeño solicitará profesionales dedicados al diseño y desarrollo de nuevos productos. 

A pesar de lo anterior existen abundantes opiniones y estudios que revelan que el sector manufacturero en México constituye un pilar importante del desarrollo económico y de la creación de empleos. Recientemente Animal Político reportó que el sector con más peso en el crecimiento del país es el de la industria manufacturera (15.8% del PIB nacional) pero que recientemente es el que ha tenido el desempeño menos dinámico también, creció 1.3% en el 2018, pero cayó 0.1% en el primer trimestre de este año. 

Lejos de ser malas noticias, los datos anteriores apuntan a la importancia que tienen para nuestra profesión la actividad económica y empresarial. La cuestión a resaltar aquí es cómo hacemos para dinamizar un sector que aparentemente tiene todo de su lado para impulsar la economía y la empleabilidad, pero que no cuenta con la capacidad de absorción del talento tecnológico formado al interior de las instituciones educativas del país. Por otra parte, los economistas sugieren que para dinamizar este sector de la economía, es necesario a) desarrollar y monitorear planes de desarrollo empresarial que favorezcan la actividad económica, b) se tengan en consideración las vocaciones productivas locales y regionales, c) fomentar las actividades productivas y orientarlas al reforzamiento del mercado interno y d) aprovechar y desarrollar el proceso de innovación y los acervos de capital humano para mejorar el bienestar en los hogares a través del consumo. 

A mi entender la mejor manera de pasar del dicho a los hechos sin tener que esperar a que las empresas existentes incrementen su capacidad de absorción de la fuerza de trabajo calificada disponible, es a través de la creación de empresas alineadas con las acciones arriba mencionadas. 

Pero más allá de mi opinión, veamos que expresan los egresados participantes de la ENE 2018 respecto a tener participación directa en la creación de su propio entorno laboral:

“88% de los egresados dijo sentirse satisfecho en su empleo actual. Esta satisfacción aumenta a 91% entre aquellos cuyo empleo se encuentra relacionado con la carrera que estudiaron y disminuye a 73% en los casos en que no hay relación entre lo estudiado y el empleo. 

A pesar de encontrarse satisfechos en su empleo actual, 61% de los participantes en la encuesta señaló que, de tener la posibilidad, les gustaría cambiar su modalidad de trabajo… (teniendo) mayor respuesta positiva (entre aquellos egresados de) las áreas de Ingeniería, manufactura y construcción (66%). 

Tener un negocio propio es la opción que resulta más atractiva entre aquellos que tienen preferencia por cambiar su forma de empleo (39%) y al analizar (los datos) por área de estudio, contar con negocio propio es lo más atractivo para (aquellos egresados de las áreas de) Ingeniería, manufactura y construcción (42%). 

De los egresados con negocio propio, el 87% se encuentra satisfecho o totalmente satisfecho con su negocio, siendo únicamente 13% el porcentaje que no expresa satisfacción”. De las carreras (que cuentan) con más profesionistas independientes se encuentran agrupadas con el 41%, Diseño gráfico, Diseño industrial, Diseño textil, Diseño multimedia”. 

Con esto quiero resaltar que más allá de los deseos y vocación para dedicarse al diseño como actividad profesional, existen consideraciones económicas, laborales y de satisfacción que deben ser tomadas en cuenta al momento de decidir la modalidad de práctica profesional. Si tu deseo es dedicarte al diseño, desarrollo e implementación de soluciones creativas para cubrir necesidades insatisfechas en el mercado, quizás debas considerar la manera no convencional de hacerlo, ¡emprendiendo!

En los siguientes números abundaremos un poco más sobre estos temas, y revisaremos los argumentos por los que consideramos viable esta modalidad de práctica profesional para gente como tú.

 

Fuentes de consulta

INEGI, (2015) “Censos Económicos 2014 – Industria Manufacturera”, Instituto Nacional de Estadística y Geografía, México. Disponible en línea 20/08/2019: https://www.inegi.org.mx/programas/ce/2014/ 

Redacción Animal Político, (2019) “#SemáforoEconómico: El dispar crecimiento de los sectores productivos en México”, Animal Político, 10 de Julio, 2019, México. Disponible en línea 28/08/2019: https://www.animalpolitico.com/2019/07/dispar-crecimiento-sectores-productivos-mexico/ 

Tavares L. R. y Varela Ll. R., (2019) “La demanda de empleo en la industria manufacturera de México”, Universidad Autónoma de Baja California, Contaduría y Administración 64 (1), 2019, 1-23, UNAM, México. Disponible en línea 26/08/2019: http://www.scielo.org.mx/pdf/cya/v64n1/0186-1042-cya-64-01-00006.pdf 

UVM, (2018) “Encuesta Nacional de Egresados 2018”, Centro de Opinión Pública de la Universidad del Valle de México, Laureatte México, Profesionistas.org.mx, México. Disponible en línea 28/08/2019: https://profesionistas.org.mx/wp-content/uploads/2018/09/Encuesta-Nacional-de-Egresados-2018.pdf

, , , , , , , , , ,