29 abril, 2019 iniciare

Ottorino Respighi “Fontane di Roma”

Hendrik Voogd - Italian landscape with Umbrella Pines. Wikimedia Commons.

En ésta ocasión hablaremos sobre un compositor un poco olvidado dentro del mundo de la música académica o música “clásica” y digo olvidado porque a pesar de que en su época llegó a ser representado en los teatros más importantes del mundo, hoy ha sido dejado en un plano secundario.  Se trata del compositor italiano Ottorino Respighi, nacido en la ciudad de Bologna en 1879 y perteneciente a un grupo de músicos italianos llamado “la generazione dell’ottanta” que fueron los más representativos durante el siglo XX.

Respighi escribió más de 50 obras, incluyendo obras líricas e instrumentales pero hablaremos de ésta obra que nos invita a “viajar” a través de la música y visitar una de las ciudades más importantes artísticamente del mundo; la ciudad de Roma. Durante el 800 surgió una idea de tomar elementos externos a la música como inspiración para los compositores y hacer imaginar al oyente estos aspectos extra musicales,  fue llamada música programática. Y precisamente es lo que ésta obra nos invita a hacer, nos invita a conocer una parte de Roma, ciudad en la que el compositor Bolognese vivió por varios años.

La obra se divide en 4 partes o movimientos, y cada uno describe una fuente diferente. El primer movimiento fue nombrado “La fuente de Valle Giulia al Alba”, en éste movimiento el compositor usa un tiempo lento (musicalmente llamado andante mosso) de manera que nos podamos imaginar cómo se ve cuando el sol comienza a salir y los primeros rayos tocan el agua de esta fuente ubicada en frente de la Galería Nacional. El segundo movimiento, llamado”La fuente del Tritón a la mañana” describe la maravillosa fuente (diseñada por Gian Lorenzo Bernini) durante las primeras horas del día, para éste movimiento Respighi usa un tiempo más veloz (vivo). En el tercer movimiento, “La fuente de Trevi al atardecer”se describe la fuente más grande y quizá más famosa de Roma, la “fontana di Trevi”, aquí el compositor comienza con un tema triunfal en un tiempo “allegro” para describir la victoria del dios Neptuno, figura principal de ésta fuente. Por último, en el movimiento llamado “La fuente de Villa Medici a la puesta de sol”nos podemos imaginar ésta fuente situada en el punto más alto de Roma y desde donde se puede obtener una hermosa vista panorámica de la ciudad, al igual que en el primer movimiento se usa un tiempo lento y tranquilo. Es interesante notar como el compositor usa un momento diferente del día para la descripción de cada fuente, como si nos hubiera guiado durante toda una jornada por estos hermosos lugares. Toda la obraforma parte de “la trilogía romana” que es un poema sinfónico (llamado así por su carácter de música programática) formado también por “Le Feste romane” y “pini di Roma”.

Parte de esta obra también puede ser disfrutada en la película Fantasia 2000, De Walt Disney Pictures, cuya interpretación por la Chicago Symphony Orchestra es soberbia, aunque visualmente tiene poco que ver con pinos… o Roma.

Aquí puedes escuchar un fragmento de Pini Di Roma, Conducido por James Levine, y ejecutada por la Chicago Symphony Orchestra:

…y aquí puedes escuchar los 4 movimientos de Fontane di Roma, versión de Herbert von Karajan, por la Berlin Philharmonic

Contactar al autor:

sebastianvillegas2505@gmail.com

https://m.facebook.com/Sebas.ViLL3GAS?ref=bookmarks